Ciudades para los ciudadanos

interior

 

 

 

 

Madrid, 18 de octubre 2016

Si, como ya todos aceptamos con naturalidad, las ciudades son el centro de cualquier reflexión sobre la evolución de la sociedad y del mundo en las próximas décadas, el foco principal para entender esa evolución, y el destinatario central de esas reflexiones debe ser el ciudadano o, si prefieren decirlo así, las personas.

 La ciudad del presente y del futuro será necesariamente participativa, construida colectivamente y pensada a escala humana. Es una afirmación repetida por la mayoría de los pensadores y expertos en la materia. Pero, ¿qué significa hacer una ciudad humana, pensada para las personas?.

En nuestra opinión, no es tanto un ejercicio de gestión pública que fomente la horizontalidad absoluta o la decisión abierta en todas las cuestiones que afectan a la ciudad. Es más una actitud, una forma de gobernanza pública, y también privada, que permita que todos los ciudadanos participen y aporten en la medida de sus intereses y posibilidades, para lograr una ciudad realmente inclusiva, compartida, equilibrada.

Es necesario algo más profundo. Necesitamos un plan a largo plazo de implicación de la mayoría de los ciudadanos en el concepto de ciudad, entendida como un espacio de convivencia, de igualdad de oportunidades, que nos permita compartir lugares, identidades, entornos.

Ese es un proceso complejo. No sirve con convocar consultas ciudadanas para decidir sobre aspectos del desarrollo de la ciudad, el espacio público, o el paisaje urbano. Es necesario algo más profundo. Necesitamos un plan a largo plazo de implicación de la mayoría de los ciudadanos en el concepto de ciudad, entendida como un espacio de convivencia, de igualdad de oportunidades, que nos permita compartir lugares, identidades, entornos. Y que ese plan incluya herramientas de aportación a la planificación y a la gestión de la ciudad por parte de ciudadanos, profesionales, empresarios, artistas, etc.

 Eso se llama sostenibilidad. Pero entendida en su verdadero y más completo significado, el que incluye la igualdad social, la riqueza cultural, el desarrollo económico, la calidad del paisaje, la fuerza identitaria, la proyección turística. Todo lo que hace que nos sintamos mejores por formar parte de una realidad urbana que, si lo hacemos bien, será arrolladora.

 

José Francisco García

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>