¿Cómo viven nuestros barrios la gentrificación?

interior

Redacción Barcelona/20 de septiembre 2016

“Intento expresar la gran transformación que vive el Poblenou a través de lo humano, de los recuerdos y de la intimidad de los vecinos“, resume Jupiterfab, el nombre artístico de Fabrizio Bianchini. Es el alma máter del proyecto Now Poblenou, un trabajo multidisciplinar en el que ya participan una veintena de profesionales heterogéneos y que reflexiona sobre la gentrificación del barrio y las consiguientes particularidades de la convivencia generacional y la vida cotidiana.

El proyecto empezó su andadura en 2013, con la realización de entrevistas a diversos habitantes del barrio, por un lado jóvenes artistas y personas conectadas con la cultura que se establecieron aquí hace poco, atraídos por la energía de lucha y de comunidad del barrio; y por otro, ancianos que pasaron la mayor parte de su vida aquí y por eso tienen una relación muy fuerte con el barrio.

El protagonista es el barrio, su carácter y su unicidad, contados por un grupo de sus habitantes seleccionados entre los que se entrevistaron durante la primera fase del proyecto.

Asimismo, el artista ha llevado a cabo diversos murales de grandes dimensiones con caras y miradas de los entrevistados en blanco y negro, con el doble objetivo de embellecer espacios abandonados y representar visualmente la personalidad de la comunidad.

Actualmente, el equipo está inmerso en la edición de un documental, que se presentará en varios Festivales de Documentales Independientes de nivel internacional. El protagonista es el barrio, su carácter y su unicidad, contados por un grupo de sus habitantes seleccionados entre los que se entrevistaron durante la primera fase del proyecto.

La riqueza y originalidad del proyecto estriba en mostrar una comunidad y su territorio, hablando de la historia personal y el carácter de sus habitantes y la relación íntima que cada uno tiene con el espacio que habita. NowPoblenou muestra una realidad y deja libertad a todos para reflexionar sobre ella. Una lección de democracia.

 

Agentes “gentrificadores”

Gentrificación es un término acuñado por  la sociología británica para denominar los cambios que se produjeron en ciertos barrios londinenses en creciente deterioro, con la llegada de nuevos residentes con un poder adquisitivo mayor (en inglés, the gentry).

 Para muchos, el proceso de gentrificación conlleva inexorablemente la  expulsión de los habitantes de origen más humilde, que son sustituidos por otros con unos recursos económicos acorde al nuevo nivel general de precios del barrio (precios de alquiler, precios de bienes y servicios…). Para otros, las consecuencias de estos cambios no dejan de ser positivas para la zona, ya que permiten revitalizar los  barrios y mejorar las condiciones de vida en zonas castigadas.  Pero, si hay en lo que todos coinciden es que la regeneración urbana y la revitalización de los barrios más deprimidos de la ciudad es, desde hace algunos años, uno de los objetivos primordiales de las políticas municipales  así como de las asociaciones de vecinos, de comerciantes y de otros colectivos.

En el análisis de los agentes gentrificadores, no sólo de debe considerar a ciudadanos particulares que deciden mudarse. También juegan un papel importante las administraciones públicas y las empresas privadas que pueden dinamizar un barrio.

De carácter público mediante obras como Madrid Río, inversiones en la mejora del espacio urbano y culturales, modificaciones urbanísticas que permiten cambios de uso del suelo. En cuanto a privados, podemos encontrar la inversión de promotores de vivienda, la apertura de negocios como tiendas y negocios de restauración acordes a las demandas de los nuevos vecinos.

Estamos entonces ante un hecho urbano que sucede, en la mayoría de los casos, con numerosos agentes implicados y con un resultado positivo en cuanto a recuperación de zonas normalmente degradadas. Pero  también con una componente injusta de expulsión de ciudadanos, que con esa diferencia de renta se ven poco a poco desplazados, a la vez que se da una pérdida de la identidad del barrio para dar lugar a una nueva realidad.

Este proceso de gentrificación —que se podría expresar como de elitización o aburguesamiento— ya ha cambiado la fisionomía y fisiología de lugares como Chueca o Malasaña, que pasaron de ser zonas degradadas a barrios cool.

Para movimientos ciudadanos como Lavapiés Ingentrificable, desplaza injustamente a los más pobres, debido a la subida del precio de la vivienda, y transforma la identidad propia de los barrios, despojándolos de su personalidad.

La gentrificación es, sin duda, un concepto que genera controversia y desconfianza, pero será el proceso de desarrollo más importante al que se enfrentarán las ciudades en un largo periodo de años.

Desde hace tiempo que en las ciudades europeas crecer ya no significa “expandirse”. La ciudad consolidada crece fundamentalmente hacia el interior. Hoy crecer significa regenerar barrios, recuperar edificios singulares, rehabilitar con criterios bioclimáticos el parque de viviendas, impulsar el comercio, potenciar los servicios públicos y mejorar el transporte urbano.

“La gentrificación no es una más de las circunstancias y variables socioeconómicas que ocurren sin remedio en las sociedades urbanas. Es el proceso de desarrollo más importante al que se van a enfrentar las ciudades a lo largo del Siglo XXI, y la Administración puede sentarse a verlo pasar o tomar el toro por los cuernos y ser quien lo lidere”, afirma Fernando Caballero Baruque , Arquitecto y antropólogo.

El caso americano

Más allá de nuestras fronteras, ciudades  como Nueva York y San Francisco se han convertido en lo que el periodista Simon Kuper llama ciudades valladas: “vastas ciudades valladas donde se reproduce el uno por ciento”. En un profundo análisis de desplazamiento en San Francisco y sus crecientes suburbios empobrecidos, el periodista Adam Hudson indica que “la gentrificación es una economía de goteo aplicada al desarrollo urbano: la idea de que en la medida que un barrio sea adecuado para la gente rica y predominantemente blanca, los beneficios chorrearán a todos los demás”. Como la economía del goteo, esta teoría no se lleva a cabo en la práctica.

 

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>