Lograr ciudadanos felices: este es el reto de Dubai

INTERIOR1

Redacción Barcelona/septiembre 2016

Si pensamos en Dubai, a la mayoría de nosotros nos acudirán ideas con un denominador común: su grandiosidad. No es para menos. Allí se encuentra la torre más alta del mundo (Burj Dubai), el hotel más caro del mundo (Burj Al Arab), la carrera de caballos más rica del mundo (The Dubai World Cup)… Con estos antecedentes, Dubai se ha comprometido con una nueva causa: ser la ciudad más inteligente del mundo, en 2017.  

Una pretensión ambiciosa para la que el Gobierno del emirato ha puesto en marcha todo un plan de acción que incluye un objetivo concreto y ampliamente repetido en los documentos relacionados con el proyecto smart city: hacer de Dubai la ciudad más feliz de la tierra, en palabras del Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y gobernante de Dubai, Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, cuya visión impregna de manera significativa el proyecto de ciudad inteligente de este pequeño territorio.

La iniciativa inteligente para Dubai arrancó oficialmente en marzo de 2014 e implica tanto al Gobierno dubaití como a otros organismos públicos, autoridades locales, cuerpo de policía, así como espacios de investigación y creación como las entidades que conforman el ‘Silicon Valley’ de Dubai, con los que trabaja en cooperación público-privada.

La felicidad como objetivo central

Desde el Gobierno dubaití aseguran que el fin último de su visión de smart city es la felicidad, hasta tal punto que el actual Gobierno incluye un Ministerio de la Felicidad que está dirigido por una mujer. Para conseguir crear felicidad, estamos utilizando la innovación tecnológica para hacer de Dubai la más eficiente, segura, transparente e impactante experiencia para los residentes y visitantes.

Y en ese proyecto, se incluye la utilización de lo que denominan ‘contadores de felicidad’. Para Dubai, estos contadores suponen una forma de capturar la emoción y opinión de forma medible. El sistema incluye tres botones entre los que, tanto turistas como ciudadanos, han de marcar si se sienten satisfechos, insatisfechos o sin una emoción remarcable (neutral).

INTERIOR 2

A partir de las opiniones y mediante un sistema data centralizado,  se compone un mapa de la felicidad a lo largo de la ciudad que permite tanto a negocios, sector privado y gobierno medir las experiencias de los usuarios y consumidores en cada lugar y organizarlos por sectores industriales y áreas geográficas.

Para alcanzar el ansiado objetivo, el proyecto de smart city de Dubai se fundamenta en el uso eficiente de los recursos de la ciudad, la integración de los servicios inteligentes en la vida diaria, la mejora en la experiencia de los turistas, residentes y empresarios en el emirato y la garantía de seguridad y protección, tanto de ellos, como de los datos y la información.

El objetivo marcado por sus dirigentes es que el plan esté implementado a finales de 2017 para ser la ciudad más inteligente del mundo. El 85% de las iniciativas y proyectos de smart city deben estar finalizados a lo largo de 2016. Una segunda ola de iniciativas finalizaría al año siguiente.  El concepto de ciudad inteligente, desde el punto de vista de Dubai incluido en el plan, tiene varias dimensiones:

    • Forma de vivir inteligente. En esta dimensión se enmarcan actuaciones relacionadas con la mejora de la calidad de vida y la atención a los ciudadanos desde el punto de vista de la cultura dubaití y sus autoridades. En esta área de actuación se incluyen proyectos para conectar a la red barrios, infraestructuras sanitarias, escuelas, bibliotecas y que pueda accederse a estos servicios también desde dispositivos móviles.
    • Economía inteligente.  El Gobierno de Dubai trata de reducir la dependencia de su economía de la extracción y exportación de petróleo y gas y, según el mandatario Rashid Al Maktoum, las últimas normativas aprobadas en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación por los EAU están enfocadas a una economía libre de petróleo con una inversión multimillonaria en energía, transporte, agua, tecnología, robótica, inteligencia artificial e investigación científica, con el fin de cumplir con agenda de logros que se han marcado de aquí a 2021.
    • Medioambiente. Los objetivos que el emirato pretende cumplir en este sentido incluyen que el 25% de la energía que se produzca en Dubai en 2030, sea energía limpia y que este porcentaje aumente hasta el 75% para el año 2050. Actualmente ya cuentan con la mayor planta de energía solar del mundo, con la que esperan generar 5000 megawatios para 2030.
    • Movilidad inteligente. Este marco de actuación abarca las infraestructuras de carreteras, los transportes, la gestión del tráfico, incluyendo taxis, autobuses, metro, ‘water taxis’ y coches compartidos, a los que se puede acceder mediante puntos inteligentes táctiles. Ya se están implementando estaciones de carga de vehículos eléctricos y proyectos de estacionamientos inteligentes.

Se han llevado a cabo o está previsto poner en marcha más de 500 iniciativas y servicios smart según el Gobierno de Dubai. En colaboración con los socios del proyecto, ya se han lanzado o están en fase de lanzamiento unas 100 aplicaciones.

Destacan algunas como la denominada ‘Shams Dubai’, pensada para impulsar a los consumidores de electricidad, tanto particulares, negocios como instituciones, a generar su propia energía verde instalando paneles solares fotovoltaicos y conectándolos a la red de distribución de energía, de tal forma que la energía generada y no utilizada, fluya a la red, compensando el consumo del usuario mediante un esquema de medición inteligente.

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>