El lugar de la ciudad en las estrategias de especialización inteligente

seccion_miguel_rivas

El concepto de especialización inteligente se acuña entre 2008 y 2011 en el seno del llamado grupo de expertos “knowledge for Growth”, creado por la Comisión Europea y encabezados por Dominique Foray, quienes proponen un método (RIS3) para el diseño de estrategias específicas y diferenciadas, a nivel de región, en materia de innovación y de sectores productivos.
Desde luego la idea de especialización inteligente no es nueva y básicamente hace referencia a la elección de sectores preferentes, en definitiva a saber priorizar. Una cuestión que, en la mayoría de casos, tiene que ver más con la implementación que con el diseño de políticas de innovación y de fomento empresarial. Sobre el papel son muchos y buenos los casos en España de este tipo de políticas a nivel regional, que luego han tenido un muy escaso impacto diluidos bajo la inercia del “café para todos”. Se trata, en suma, de una cuestión de gobernanza, de saber decir sí y no, de alinear a un conjunto de actores privados y públicos para remar juntos en la misma dirección.
En todo caso el concepto ha llegado para quedarse por largo tiempo, al establecer la Comisión Europea la elaboración por parte de las regiones de Estrategias de Especialización Inteligente, siguiendo el método RIS3, como condición ex-ante para acceder a los Fondos Estructurales en el actual período de programación 2014-2020.

Bienvenido sea, si ello es un acicate para perfilar, de una vez por todas, el tan cacareado “nuevo modelo productivo”, que en síntesis no es más que un conjunto de elecciones estratégicas sobre especializaciones productivas y tecnológicas.

En este nuevo contexto, se ha pasado por alto el papel de las ciudades, o al menos de las principales economías urbanas y metropolitanas (algunas de ellas con estrategias muy precisas en materia de sectores preferentes) en la definición de estas estrategias regionales de especialización inteligente.

Sin embargo, en este nuevo contexto, se ha pasado por alto el papel de las ciudades, o al menos de las principales economías urbanas y metropolitanas (algunas de ellas con estrategias muy precisas en materia de sectores preferentes) en la definición de estas estrategias regionales de especialización inteligente. Un ejemplo de ello es Euskadi, que está celebrando ahora 25 años de su política cluster y que según Michael Porter fue la primera región en el mundo en aplicar de forma masiva el enfoque cluster a su política industrial (por cierto, una celebración que también coindice con el 25 aniversario de “The Competitive Advantage of Nations” de Porter, uno de los ensayos más influyentes sobre la relación entre territorios y competitividad). Haciendo honor a este acervo, la estrategia vasca de especialización inteligente ha sido reconocida por la Comisión Europea como un modelo en materia de RIS3. No obstante, las tres capitales vascas, Bilbao, San Sebastián y Vitoria, cada una con perfiles productivos muy diferentes (y en el caso de Donostia y Bilbao con estrategias locales de fomento empresarial bien relevantes), han participado sólo muy superficialmente en la definición, y ahora en la implementación, de dicha estrategia regional.

No es casual que Bilbao Ekintza, la agencia de desarrollo económico del Ayuntamiento de Bilbao, lidere una iniciativa europea que, junto a otras 10 ciudades, tiene el propósito de definir en los próximos meses un modelo de articulación local-regional en materia de estrategias de especialización inteligente.

Muchas otras ciudades de primer rango, desde Andalucía a Silesia, también han experimentado este déficit de interlocución, esta falta de voz. De hecho esta cuestión es como un “elefante en la habitación” en manuales y reuniones relacionados con la RIS3, que sin embargo contrasta con el papel protagonista que las grandes ciudades ya tienen en el actual escenario de competencia global.

in focu ok

Por tanto no es casual que Bilbao Ekintza, la agencia de desarrollo económico del Ayuntamiento de Bilbao, lidere una iniciativa europea que, junto a otras 10 ciudades, tiene el propósito de definir en los próximos meses un modelo de articulación local-regional en materia de estrategias de especialización inteligente. Se trata del proyecto IN FOCUS, una iniciativa pionera que también cuenta con el respaldo de la Plataforma de Especialización Inteligente creada por la Comisión Europea y adscrita al Instituto de Prospectiva Tecnológica de Sevilla, cuya misión de dar soporte técnico a los estados miembros y sus regiones en lo que respecta a la metodología RIS3.
Aun así el alcance de este proyecto va más allá, y el reto es ensamblar, en torno a la idea de especialización inteligente, nuevos conceptos y tendencias en cuatro ámbitos de trabajo fundamentales, a saber: lectura y gestión cluster de nuestras economías urbanas, por supuesto; impulso, atracción y retención del talento emprendedor; equipamientos de interés empresarial y nuevos espacios urbanos del trabajo, en tanto que se está produciendo un regreso de la actividad productiva a la ciudad central, abandonando el clásico patrón suburbano; y la comunicación estratégica de nuestras ciudades como entornos de negocio, lo que pasa en primer lugar generar un relato honesto, atractivo y diferenciador a la vez. Bajo este nuevo enfoque integrado, el objetivo último es proponer agendas de trabajo en desarrollo económico mucho más efectivas y rigurosamente adaptadas al tipo de retos actuales.

El renacimiento de Bilbao no se explica sólo por el efecto Guggenheim, la revitalización de la ría o por otras intervenciones urbanas emblemáticas, desde las torres gemelas de Isozaki a la Alhondiga de Philippe Starck, sino también por la pléyade de iniciativas desde el ámbito de la innovación productiva

De hecho, el renacimiento de Bilbao no se explica sólo por el efecto Guggenheim, la revitalización de la ría o por otras intervenciones urbanas emblemáticas, desde las torres gemelas de Isozaki a la Alhondiga de Philippe Starck, sino también por la pléyade de iniciativas desde el ámbito de la innovación productiva, siguiendo la máxima que es propia del País Vasco de que una buena política industrial es la mejor manera de construir el bienestar social.
Así, tras 25 años a la vanguardia en políticas cluster y de fomento empresarial, Bilbao y el Gobierno Vasco quieren de nuevo jugar un papel pionero, esta vez en relación al concepto de especialización inteligente y de cómo éste aplica en el ámbito local. Y lo harán en colaboración con otras ciudades que comparten la misma ambición, como Grenoble, Oporto, Turín o Frankfurt. El trabajo que tienen por delante es cuando menos prometedor.

*Miguel Rivas es socio de TASO, una consultoría boutique que opera en las áreas de desarrollo cluster, definición de equipamientos de interés empresarial, nuevo espacio industrial, revitalización de economías urbanas y marketing territorial. Sólo en los últimos 2 años ha desarrollado asistencias técnicas y elaborado informes para más de 20 autoridades públicas o público-privadas, en ciudades como Dublín, Liverpool, Cardiff, Bogotá, Génova, Oslo, Utrecht, Zaragoza o San Sebastián. Con anterioridad a su etapa como consultor internacional, Miguel ocupó posiciones de responsabilidad en agencias públicas de desarrollo económico, a escala regional y local. Entre otros proyectos, actualmente ejerce de lead expert para IN Focus, la red que está llamada a ser referencia europea sobre Especialización Inteligente a escala urbana, que encabeza Bilbao junto a otras 10 ciudades europeas.
mailto:mrivas@grupotaso.com
http://www.grupotaso.com/

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>