Lo que puede hacer la acupuntura por tu ciudad

lerner

 

 

 

 

 

Redacción Barcelona/ 4 de octubre 2016

Gazeta do Povo, el periódico más importante del Estado de Paraná, publicaba un reportaje, en mayo de 2014, titulado ‘Curitiba, excapital ecológica, necesita reinventar su marca’.

Para muchos, había acabado la época de “esplendor” de esta ciudad situada en el Estado de Paraná, al sur de Brasil. Pero la realidad era tozuda: varios estudios  la situaron como mejor ciudad del país (según un premio de la Agencia Austin Ratings y la revista Istoé, en 2015) y la más verde de América Latina (de acuerdo con un informe de Siemens del mismo año).  

Entre estas dos realidades, remontándonos a unos años atrás, encontramos la figura de Jaime Lerner, arquitecto, urbanista y político, quién fue tres veces alcalde de Curitiba.

Lerner fue el gran artífice de la “acupuntura urbana”, que utiliza un montón de pequeñas intervenciones de pequeña escala, muy localizada, proyectos menos costosos que de manera muy eficiente y eficaz permiten a las ciudades regenerarse y convertirse en resistentes al clima y a algunos problemas sociales.

Lideró la revolución urbana que hizo de la ciudad referencia nacional e internacional en planificación, principalmente en transporte, medioambiente, programas sociales y proyectos urbanísticos. Su plan de transporte urbano fue copiado por 300 ciudades del mundo.

Fue también dos veces gobernador del Estado de Paraná.

“La ciudad no es el problema, la ciudad es la solución”. Fue el gran lema de Lerner que asegura: “nunca fui más arquitecto que cuando fui alcalde”.

Las dos primeras legislaturas de las tres de Lerner (del 71 al 75, del 79 al 84 y, finalmente del 89 al 91) definieron la “ciudad modelo”.

El alcalde desarrolló, con el Instituto de Investigación y Desarrollo Urbano (IPPUC por sus siglas en portugués) que existe hasta hoy, un modelo de transportes innovador. A contracorriente de otras grandes localidades, decidió ignorar el metro, porque lo consideraba caro y poco eficiente.

Decidió que los autobuses usarían vías exprés exclusivas en las calles principales de la ciudad. Después, en los ochenta, afinó el sistema: creó estaciones en forma de tubo que están a la altura de las puertas de los autobuses, donde los pasajeros compran su billete antes de entrar (un sistema nada común en Brasil, donde se suele pagar a un cobrador o al conductor). Los autobuses pasaban cada minuto. El llamado sistema Bus Rapid Transit se convirtió rápidamente en un icono, especialmente en un país donde los habitantes de las dos grandes megalópolis, São Paulo y Río de Janeiro, sufren a diario con el transporte público, y donde no es raro que un trayecto de la periferia al centro dure dos o tres horas.

Hoy, unas 300 ciudades de todo el mundo usan el modelo BRT creado en Curitiba.

El 45% de la población de la ciudad usa el transporte colectivo, según el Ayuntamiento, y la red transporta a unos 2,3 millones de personas cada día, de acuerdo con el IPPUC, que pone como ejemplo el Metro de Londres, con tres millones de pasajeros diarios.

Acupuntura urbana

Durante sus tres períodos como alcalde de Curitiba, Brasil, en la década de 1970 y 80, el arquitecto y urbanista Jaime Lerner transformó su ciudad en un modelo de vida sostenible. Fue el gran artífice de la “acupuntura urbana”, que utiliza un montón de pequeñas intervenciones de pequeña escala, muy localizada, proyectos menos costosos que de manera muy eficiente y eficaz permiten a las ciudades regenerarse y convertirse en resistentes al clima y a algunos problemas sociales.

“La llamo acupuntura urbana, que es cuando te centras en puntos clave que incrementan la energía y el flujo”, señalaba Lerner.

Se centra en los recursos locales y fomenta la práctica de los ciudadanos que instalan y cuidan a estas intervenciones. Fomenta la cooperación. Proporciona oportunidades para todo el mundo y contribuye a un mejor clima social, así como a elevar como poca inversión el nivel urbano y estético de las zonas más degradadas.

Además, se crearon toda una serie de equipamientos culturales centrados en la educación de la ciudadanía, principalmente, en las mismas materias de sostenibilidad que la propia ciudad estaba llevando a cabo: Ópera Alambre, Universidad Libre Medio Ambiente. A esto se suman, 20 teatros, 74 pequeños museos, otras muchas escuelas… que ha llevado a la mayor alfabetización (96%) y educación superior (83%) de Brasil.

Uno de los aspectos más impactantes de la regeneración de Curitiba es su longevidad. Durante casi treinta años, Curitiba ha continuado siendo reconocida como innovadora líder en el planeamiento urbanístico y la renovación. Un pasado dorado, el de Curitiba, que como señalaba el reconocido diario Gazeta do Povo, ha puesto las expectativas altas.

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>