“La revolución del espacio público aún está pendiente”

ok-pabloRedacción Barcelona/ 28 de noviembre 2016

Organizar las ciudades pensando en los peatones mejora la salud de los ciudadanos, el medio ambiente y crea riqueza. A pesar de ello, las urbes están pensadas para los coches, que generan el efecto contrario. Para recuperar el protagonismo de la movilidad peatonal, y en definitiva el espacio público para las personas, la Red de Ciudades que Caminan es una asociación en la que participan diversos municipios y asociaciones de toda España. Su coordinador técnico, Pablo Barco Ballesteros, explica las ventajas y los desafíos de la movilidad peatonal en nuestro país.

 ¿Qué persigue la Red Ciudades que Caminan? 

La Red de Ciudades que Caminan trabaja para lograr ciudades en las que se favorezcan los desplazamientos a pie, para ello fomentamos la cultura del caminar a través de campañas promocionales, a la vez que ofrecemos propuestas técnicas destinadas a mejorar la seguridad vial, la accesibilidad universal y la movilidad sostenible en los municipios. Entre nuestras prioridades se encuentran la reducción de la velocidad en las zonas urbanas y el fomento de la participación infantil en la toma de decisiones relacionadas con el urbanismo y la movilidad en la escala local.

Cuando fomentamos ciudades y pueblos más amigables con los viandantes favorecemos a todas las personas y mejoramos el medio ambiente, se trata de democratizar el espacio público incrementando la calidad de vida.

En la actualidad, ¿qué municipios la componen? ¿qué elementos deben cumplir para ser integrados en la asociación?

Actualmente contamos con cerca de una treintena de municipios, entre los que se encuentran ciudades Sevilla, Valencia, Valladolid, Córdoba o Vitoria-Gasteiz. Además contamos con numerosos municipios con menos de cien mil habitantes que cuentan con grandes posibilidades a la hora de crear ciudades pensadas para caminar. La Ciudad Autónoma de Melilla y el municipio portugués de Torres Vedras también pertenecen a la red. Para pertenecer a la entidad los municipios deben firmar la Carta Internacional del Caminar de Walk 21, un documento realizado por expertos internacionales mediante el que los municipios se comprometen a poner en marcha medidas para fomentar la cultura del caminar. Además cada municipio paga una pequeña cuota anual en función de su número de habitantes que sirve para financiar las actividades de la red.

Esperamos que los espacios públicos saludables y con alta calidad de vida se conviertan en una prioridad de todos los partidos políticos.

Una de sus últimas iniciativas ha sido “Metro minuto”, ¿qué repercusión ha obtenido?

El Metrominuto es un mapa sinóptico que indica las distancias a pie entre diferentes puntos de la ciudad a la vez que se ofrecen unos tiempos aproximados de desplazamiento. Se trata de un mapa muy llamativo, similar al utilizado en los sistema de metro, que nos ayuda a fomentar los desplazamientos a pie. En demasiadas ocasiones elegimos desplazarnos en coche para recorridos que podríamos realizar fácilmente a andando o en transporte público, en este sentido el Metrominuto se muestra como una herramienta eficaz a la hora de demostrar que merece la pena aparcar el coche y caminar un poquito más cada día. La iniciativa nació en Pontevedra en siendo galardonada con el premio europeo Intermodes en 2013.

 La creación de espacios pensados para el ciudadano, la seguridad vial urbana, la reducción de la contaminación en los municipios y el cumplimiento riguroso de la accesibilidad universal deberían ser las políticas municipales prioritarias

¿Están implicadas las administraciones públicas en el fomento de la accesibilidad, creación de espacios pensados para el ciudadano?¿Queda mucho por recorrer en este sentido?

La creación de espacios pensados para el ciudadano, la seguridad vial urbana, la reducción de la contaminación en los municipios y el cumplimiento riguroso de la accesibilidad universal deberían ser las políticas municipales prioritarias, estamos hablando de derechos humanos básicos como son la salud pública, la libertad de movimientos de una parte importante de la población, o la seguridad en el espacio público a través de la reducción de muertes por atropello. Sin embargo a la hora de tomar decisiones en el espacio público frecuentemente se prioriza la fluidez y la velocidad del tráfico y el aparcamiento gratuito en la calle. Muchos ayuntamientos están tomando medidas pero consideramos que sería necesario valentía política para avanzar de manera clara hacia ciudades libres de humo, un buen ejemplo en ese sentido fue la puesta en marcha de la ley antitabaco en 2011.

Pontevedra es la imagen en la que se refleja nuestra entidad, las utopía en este caso se ha convertido en realidad.

Desde su experiencia, ¿qué ciudad/es se puede considerar referente, por la implementación de prácticas anteriormente citadas?

 Dentro de la Red de Ciudades que Caminan contamos con dos ejemplos que pueden tomarse como referentes en políticas verdes que mejoran el espacio público. Por una parte tenemos a Vitoria-Gasteiz una ciudad en la que la conciencia verde a calado en todos los partidos políticos, de manera que se cuenta con un modelo de ciudad sostenible que favorece a los viandantes, a los ciclistas y al transporte público, en base a un modelo de supermanzanas que va devolviendo poco a poco el interior de los barrios a las personas. Por otra parte tenemos a Pontevedra, la ciudad que preside la Red de Ciudades que Caminan en la actualidad, un municipio que ha apostado de manera clara por los desplazamientos a pie y por los espacios públicos de calidad, peatonalizando la totalidad de su casco histórico, asegurando la accesibilidad universal y reduciendo la velocidad a un máximo de 30 km/h en todas las zonas urbanas. Pontevedra es la imagen en la que se refleja nuestra entidad, las utopía en este caso se ha convertido en realidad.

torrelodones

 

 

 

 

 ¿Qué destacaría del último congreso celebrado en Torrelodones?

En nuestro último congreso hemos logrado una elevada participación de municipios y hemos comenzado a trabajar las líneas estratégicas de la red que quedarán recogidas en breve en un manual que publicaremos el próximo año con la Fundación Pons. En este sentido hemos decidido fomentar la participación de los menores en la toma de decisiones urbanas a través del programa City4kids que entregará insignias a los menores que participen en iniciativas relacionadas con el espacio público. Además la Red de Ciudades que Caminan decidió impulsar la reducción de la velocidad a 30 km/h en las zonas urbanas a través de debates en todos los plenos municipales así como mediante la reforma del Reglamento General de Circulación, motivo por el que en nuestro último congreso pedimos su modificación a la Dirección General de Tráfico.

Tras tomar el pulso a la situación actual, ¿se puede afirmar que se ha avanzado en materia de movilidad integral y protección al peatón?

Hemos avanzado poco, la revolución del espacio público aún está pendiente. Esperamos que los espacios públicos saludables y con alta calidad de vida se conviertan en una prioridad de todos los partidos políticos.

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>