Proyecto TIDE: Ideas inspiradoras

bici interior

Redacción| Barcelona

29 de julio 2015

El proyecto europeo TIDE, que permite que las ciudades intercambien entre sí sus políticas de transporte, ha recibido el Galardón de la Plataforma Europea para la Gestión de la Movilidad 2015 en la categoría de mejor transferencia internacional de políticas. Se hizo una mención especial a las ciudades de Groninga (Países Bajos) y San Sebastián por su cooperación en el fomento del aparcamiento para ciclistas.

El proyecto financiado con fondos europeos TIDE, dedicado a que las ciudades adopten nuevas tecnologías de transporte sostenible, recibió recientemente el Galardón de la Plataforma Europea para la Gestión de la Movilidad 2015 en la categoría de mejor transferencia internacional de políticas.

Se hizo una mención especial a las ciudades de Groninga (Países Bajos) y San Sebastián (España) por su cooperación en el fomento del aparcamiento para ciclistas.

 Además de San Sebastián, Huesca y Barcelona son las otras ciudades españolas que participan en TIDE. En Huesca hay una mezcla de espacios peatonales y calles estrechas dedicada principalmente a los coches en el centro de la ciudad.

En ella se limitará el acceso de vehículos privados, lo que conducirá a un aumento del espacio público para los peatones, ciclistas, vehículos de servicio y de emergencia, residentes y distribución de mercancías. La disminución de los límites de velocidad ayudará aún más a asegurar una convivencia pacífica de los peatones, ciclistas y conductores.

Los objetivos de TIDE en Huesca son, entre otros, analizar los efectos de estas medidas sobre el comercio; intercambiar ideas con otras ciudades que han implementado las áreas de acceso restringido; y desarrollar el diseño actual de la zona restringida y buscar las posibles formas de mejorar los efectos del sistema mediante la introducción de fuertes incentivos económicos (por ejemplo, multas más altas). 

Por otro lado, Barcelona es una ciudad con altos niveles de contaminación debido al transporte privado y con altos grados de congestión del tráfico. Para abordar esta cuestión el Consejo de Barcelona ha creado una plataforma público-privada para implementar y promover el uso de vehículos eléctricos. 

Barcelona cuenta con plazas de aparcamiento específicas llamadas zonas amarillas (tiempo máximo de aparcamiento gratuito 30 minutos) para las empresas de logística. La idea es permitir sólo a los vehículos de logística eléctricos utilizar las zonas amarillas para incentivar la compra de vehículos eléctricos.

 

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>