Que los árboles no te impidan ver el bosque o como restaurar ecosistemas con éxito

seccion_sandra_magro Aún recuerdo mi primera clase de restauración de la cubierta vegetal donde asistíamos al acto en el que el maestro Balaguer iba quitándonos, poco a poco, cada uno de los prejuicios que habíamos ido adquiriendo en nuestras carreras como biólogos. “No siempre es necesario plantar árboles para restaurar un espacio degradado”, decía mientras nosotros le mirábamos con los ojos como platos.

La transferencia del conocimiento no sólo implica incorporar ideas nuevas, sino aprender primero de los errores para intentar mejorar hacia el futuro.

Después entendimos que a complejidad de los ecosistemas naturales se ha visto muchas veces denostada y obviada a la hora de plantear actuaciones de restauración ambiental o rehabilitación. También entendimos que la ciencia que otros y nosotros mismos hacíamos al respecto no estaba al servicio de los que deben tomar las decisiones.

Algunos llegamos a la conclusión ya entonces de que la transferencia del conocimiento científico era clave para avanzar en esta empresa de la conservación y restauración de los ecosistemas que es de todos. Pero esta transferencia del conocimiento no sólo implica incorporar ideas nuevas, sino aprender primero de los errores para intentar mejorar hacia el futuro. Hoy, empezamos desde aquí.

Como no restaurar ecosistemas: lecciones desde China

Un artículo reciente publicado en Nature Comunications completa la información que en su momento publicamos en nuestro blog sobre Grain for Green, el mayor proyecto de reforestación llevado a cabo en China y que no ha resultado ser muy exitoso. Este proyecto ha generado la transformación de zonas agrícolas en zonas seminaturales con vegetación arbustiva y herbácea. El objetivo, controlar los procesos de erosión derivados de la agricultura intensiva.

 

“El Proyecto Grain for Green ha transformado 28 millones de hectáreas de cultivos y terrenos baldíos en bosques”

 

Sin embargo, la supuesta restauración de zonas seminaturales se ha realizado estableciendo un nuevo cultivo, esta vez de árboles y con una especie dominante. Como comentábamos antes, se ha pasado por alto la diversidad de los bosques chinos a la hora de plantear esta restauración.

Esta medida de reforestación que ha sido promovida directamente por el gobierno a través de subsidios, ha demostrado generar un beneficio ecológico y social muy limitado. Incluso puede suponer una amenaza extra para la escasa diversidad local. Efectivamente, la mejor opción sería restaurar la composición inicial de un bosque con todas sus especies.

Como sí restaurar ecosistemas: las enseñanzas de la ecología

Los bosques diversos son capaces de proveer gran cantidad de bienes y servicios a la población. Obtención de madera, resinas, frutos, pero también servicios de regulación climática, valores estéticos o paisajísticos que puedan ser explotados por la industria turística. La lista es larga. Pero, restaurar ecosistemas de alta diversidad esta no es sólo una tarea difícil si no que puede ser económicamente inviable. Por suerte hay soluciones alternativas.

Si nos ponemos las gafas de ver ecosistemas e interpretamos los flujos ecológicos dentro de los mismos, observamos que los remanentes de vegetación natural, las comunidades de dispersores en el territorio (pájaros, mamíferos de pequeño tamaño, incluso reptiles) pueden ayudarnos en este proceso.

raton

Una opción para restaurar sistemas naturales en áreas degradadas es, por tanto, facilitar la dispersión desde zonas de vegetación natural

 

 

 

El ratón de campo es un dispersor de semillas en bosques mediterráneos

Una opción para restaurar sistemas naturales en áreas degradadas es, por tanto, facilitar la dispersión desde zonas de vegetación natural. A veces basta con colocar unos soportes a modo de percha que sirvan como atractores para los pájaros que son vectores de semillas. Otras veces, podemos recurrir a plantar arbustos (autóctonos, claro) que sirvan también de posadero, fuente de alimento y refugio para los dispersores.

En paralelo a activar la dispersión, debemos preocuparnos de saber si el espacio degradado que queremos restaurar tiene las condiciones necesarias para que la vegetación consiga establecerse y sobrevivir. Este paso también suele pasarse por alto cuando se plantean acciones de restauración y se plantan árboles en lugares donde muy difícilmente podrán sobrevivir.

Es necesario vincular iniciativas como la custodia del territorio o las redes de desarrollo rural, con el conocimiento científico. Y estos, a su vez, con las empresas y asociaciones con capacidad de transformar estos bienes ambientales en productos y servicios que generen un beneficio económico y social.

La importancia de la población y el desarrollo local

Al final de lo que se trata es de interpretar el sistema en su conjunto y no de manera parcial. Es necesario pensar en los ecosistemas como sistemas complejos en los que los procesos operan a distintas escalas, donde la población local tiene mucho que decir y que aportar a la hora de restaurar. Debemos, además, hacer el esfuerzo de implicar a la población más allá de la compensación económica porque lleven a cabo unas cuentas acciones.

eco

 

El ecoturismo es un sector industrial que puede verse claramente beneficiado por la restauración de ecosistemas.

 

 

El abandono rural se interpreta como una posibilidad para restaurar ecosistemas e infraestructura verde pero es más bien al contrario. Restaurar el patrimonio natural es en realidad la gran oportunidad para revertir el despoblamiento masivo que sufre nuestro país y mejorar la calidad de nuestros ecosistemas.

Sin embargo, para hacer de la restauración de ecosistemas una actividad sostenida en el tiempo debe ser rentable. Este hecho pasa necesariamente por encontrar mecanismos para generar un tejido económico asociado a la restauración de los ecosistemas. Es necesario vincular iniciativas como la custodia del territorio o las redes de desarrollo rural, con el conocimiento científico. Y estos, a su vez, con las empresas y asociaciones con capacidad de transformar estos bienes ambientales en productos y servicios que generen un beneficio económico y social.

Sandra Magro Ruíz

Doctora en Restauración de Ecosistemas

Co-Fundadora de Creando Redes

s.amgro@creandorede.es

www.creandoredes.es

 

 

 

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>