Turismo: la locomotora que sigue a pleno rendimiento

  Redacción| Barcelona

29 de enero 2015

El PIB turístico cerró el ejercicio pasado con una fuerte subida que superó las expectativas del lobby turístico gracias al mejor comportamiento del último trimestre del año. En total, ha generado 49.000 millones de euros de divisas que revertirán en España. El turismo ha sido uno de los pocos sectores al alza en los últimos años con un crecimiento medio en el último quinquenio de un 0,8% anual, según han  explicado desde Exceltur.

Estos datos macro también han ido acompañados por una mejora del escenario según la percepción de los propios empresarios. La última encuesta de confianza elaborada por el organismo apunta que el 84% de los encuestados vieron mejorar sus ventas y que un 50% de ellos lo hicieron con recuperación de ventas. La pérdida de rentabilidad ha sido uno de los problemas que desde el organismo se ha venido denunciando en los últimos años debido a que aducían que el crecimiento del sector se había conseguido paralelamente con una reducción de rentabilidades.

Las cambiantes condiciones del escenario internacional hacen que Exceltur prevea dos escenarios para 2015. En el más optimista, el crecimiento del sector estaría por encima del esperado para la economía general española. Para que este sea posible desde lobby turístico apuntan que es necesario que se mantenga un “escenario político y monetario estable en Europa”.  En este sentido, señalan como ejemplo Reino Unido (uno de los principales mercados emisores de turistas a España) si la libra mantiene su fortaleza es posible que se mantenga o incremente el ritmo de llegadas. En este contexto, la evolución de los países del norte de África también será clave para ver cómo evoluciona el sector.

La evolución de los países del norte de África también será clave para ver cómo evoluciona el sector.

En el escenario más negativo, desde Exceltur prevén un crecimiento del 1,9%. En este caso recogen la hipótesis de que los países del Mediterráneo Occidental y especialmente Egipto mantengan los intensos ritmos de recuperación. Así las cosas, el mes de marzo será clave para conocer la evolución del sector dado que es en esa fecha cuando los touroperadores contratan los grandes paquetes vacacionales del año.

Los empresarios se muestran optimistas ante la evolución del sector. La última encuesta de confianza elaborada por el lobby empresarial del turismo señala que un 89,7% de los encuestados esperan un aumento de ventas en 2015. Además, un 81% apunta que esperan que este incremento les permita mejorar sus resultados respectos a los resultados de 2014.

El año 2015 estará además marcado por comicios electorales que pueden hacer cambiar algunas de las condiciones del mercado. “2015 es un año clave donde esperamos nuevas políticas turísticas y recursos de las administraciones que salgan elegidas”, ha manifestado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur en la presentación del balance de 2014 y las perspectivas de 2015.

Senda de crecimiento

Entre los retos que todavía le faltan por afrontar al sector se mantiene el cambio del modelo de negocio que sigue claramente enfocado al sol y playa.

La demanda nacional ha sido uno de los factores que se ha manifestado clave a la hora de ver cómo este sector evolucionaba en los últimos años al alza únicamente arrastrado por la demanda extranjera. Ahora, desde Exceltur se muestran optimistas respecto a este aspecto y esperan que en 2015 siga la senda del crecimiento.

Entre los retos que todavía le faltan por afrontar al sector se mantiene el cambio, o por lo menos la evolución, del modelo de negocio que sigue claramente enfocado al sol y playa. Una forma de entender el turismo que en los últimos años se ha visto beneficiado por la situación complicada en países competidores del Magreb como Túnez y Egipto, pero que a la larga podría no seguir obteniendo tan buenos resultados. Por tanto, desde Exceltur apuntan que es necesario un modelo de calidad y que no se enfoque únicamente en precio.

  

Retos competitivos

Esos buenos resultados no deben ocultar, sin embargo, la existencia de grandes retos competitivos aún pendientes, para  impulsar el crecimiento en ingresos sobre bases más sostenibles. Por ello, desde Exceltur:  “sentimos que en un año electoral como 2015 es el momento idóneo –precisan- para fortalecer el papel clave del turismo en la recuperación económica y asumir con la mayor prioridad y convicción el refuerzo de nuevas políticas turísticas y recursos de las diversas administraciones (Central, autonómica y local) hacia acciones enfocadas a estimular la regeneración y el reposicionamiento competitivo de una oferta cada día más diversificada y más experiencial, que deje un mayor gasto por turista en los destinos”.

Ello pasa, señalan desde Exceltur, por un lado, por fomentar la inversión en la rehabilitación y reconversión de  la oferta del “sol y playa” (varios ejemplos son destacables en Mallorca e Ibiza) y, por otro, por integrar mejor y poner en más valor ante el consumidor, los múltiples atractivos de nuestra gran oferta cultural, gastronómica, infraestructuras e instalaciones de ocio y negocio en ciudades y zonas de interior. Exceltur reclama una “apuesta a lo largo del país por el turismo, con el mayor consenso de los partidos políticos y liderazgo de las autoridades autonómicas, municipales y el Gobierno junto con el empresariado, que deberían reflejar previamente los programas y prioridades que las distintas formaciones políticas diseñen para el sector turístico, ante los próximos comicios previstos para el 2015”.

 Las nuevas políticas que reclama Exceltur:

  • Los esperanzadores resultados de una colaboración más paritaria y efectiva entre el sector público y el privado, como son la participación empresarial en Turespaña y la reciente creación de un nuevo órgano de la gestión turístico de Madrid, tras el éxito demostrado por Barcelona y que sería aconsejable se extienda al máximo a otros destinos.

 

  • La oportunidad que abren unas políticas autonómicas de flexibilización normativa para facilitar e impulsar la renovación de la oferta, como es el caso de la última Ley General Turística promovida por el Govern Balear en consenso con los empresarios, que ha resultado en una ola de inversiones en rehabilitación sin precedentes, dinamizando en paralelo al sector de la construcción.
  • El impulso de las políticas de contención de algunos impuestos (salvo la prometida reducción del IVA) y tasas que gravan al conjunto del sector, como la congelación de las aeroportuarias, que han potenciado un aumento de frecuencias por parte de las compañías aéreas.
  • El favorable efecto sobre la creación de un mayor empleo turístico, que emana de la Reforma laboral.
  • El inicio del proyecto para impulsar la creación de “Smart Cities“ para abordar mejor las nuevas necesidades del turista.

Comments


*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>